Lleida esconde algunos de los pueblos con más encanto de España

Viajar a Lleida es una experiencia única, pero si además vas a uno de los pueblos más bonitos de España, aún más. La provincia leridana esconde aldeas, villas y municipios con un encanto único bajo un entorno de gran belleza, claramente marcado por los Pirineos y su fauna, flora y geología inconmensurables. Aquí, podrás descubrir numerosos lugares perfectos para una escapada. Prueba de ello son los 30 pequeños pueblos leridanos que han sido definidos como pueblos con encanto. ¿Te animas a conocerlos?

Desde los Pirineos hasta las llanuras del sur, esta red de pueblos leridanos ofrece a quienes se acercan hasta ellos el privilegio de disfrutar de paisajes únicos y de un conjunto histórico y cultural de gran valor. Aquí te presentamos algunos:

Taüll

Es uno de los pueblos más bonitos de Lleida por muchas razones. En primer lugar, por su entorno natural, pues se encuentra en el Vall de Boí, uno de los lugares más espectaculares del Pirineo Catalán. Pero es que además, este pueblo cuenta con un amplio repertorio de patrimonio de la zona, caracterizado por el románico, como sus dos iglesias declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

  • Imprescindible. La iglesia de Santa María de Taüll y la iglesia de San Climent de Taüll, auténticas joyas de la arquitectura románica catalana. También puedes disfrutar de las vistas y del deporte en la estación de esquí Boí-Taüll.

Vielha

Es uno de los pueblos más reconocidos de Lleida, ¡cómo no incluirlo en esta lista! La capital del municipio de Vielha e Mijaran ha tenido una gran importancia histórica dentro del Vall d’Aran y cuenta con un patrimonio realmente vistoso, a orillas del río Garona. Desde ahí, podrás descubrir toda la zona y practicar diferentes actividades dentro del entorno natural.

  • Imprescindible. Dar un paseo por el casco antiguo y visitar la iglesia de San Miguel, y adentrarse en el Museo del Valle y el Museo de la Lana.

Prullans

Un minúsculo pueblo en número de habitantes, poco más de 200, pero con un enorme valor natural y paisajístico, ya que está situado junto al increíble Parque Natural Cadí-Moixeró y recortado por los perfiles montañosos del Serrat de Sant Quintí y Serrat del Coronals. ¡Un escenario único!

  • Imprescindible. Descubrir los bellos parajes naturales y no dejar escapar la oportunidad de conocer la iglesia románica de Sant Esteve y la cueva d’Anes.

Unha

Unha es una pequeña entidad municipal de poco más de un centenar de habitantes perteneciente al municipio del Alto Arán, en la comarca del Vall d’Aran. Está envuelto de montañas y naturaleza y se caracteriza por sus preciosas casas de piedra y sus calles estrechas que conducen hasta la singular Iglesia Parroquial de Santa Eulalia.

  • Imprescindible. Además de la iglesia de Santa Eulalia, en una visita por Unha no puede faltar el Museo de la Nieve y la Casa Fuerte de Unha.

Solsona

Es uno de los pueblos más grandes, de unos 10.000 habitantes. Se trata de una localidad conocida por sus carnavales, declarados como Fiestas de Interés Turístico Nacional. Además de la fiesta, el pueblo ofrece una belleza cultural y paisajística que no te dejará indiferente.

  • Imprescindible. El Palacio Episcopal, el portal del puente y el parque de la Mare de la Font son paradas recomendadas.