Lleida es Patrimonio Mundial

patrimonio de la humanidad

Lleida es patrimonio mundial. Y es que sus joyas románicas en forma de iglesias y ermitas, sus pinturas que evocan al comienzo de la humanidad, su cielo limpio y estrellado, o sus abruptos y bellos parajes de montaña, no tienen rival. Y no lo decimos nosotros, lo dice la UNESCO  que ha reconocido hasta ocho bienes naturales y culturales de las comarcas del Pirineo y las Tierras de Lleida como un patrimonio único. Son los siguientes:

Conjunto románico del Valle de Boí

El tiempo parece pasar lento en este territorio que esconde hasta ocho templos románicos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su carácter único, que ha resistido al paso del tiempo y todo tipo de catástrofes, y su gran representación del arte románico, las convierte en auténticas perlas. Su visita supone un viaje al siglo XI y XII.

  • Descubre un poco más en este otro post: Románico.

Arte rupestre del arco Mediterráneo

El arte rupestre es el lenguaje de los primeros pobladores del mundo que ha sobrevivido hasta nuestros tiempo. En concreto, el del arco mediterráneo pertenece al Patrimonio de la Humanidad desde 1998. Se trata de 16 yacimientos leridanos que presentan una singularidad y atractivo sin igual. Destacan las pinturas de la Roca de Los Moros de El Cogul, en Las Garrigues.

Fallas del Pirineo

Las fiestas del fuego que los pueblos del Pirineo celebran  en la noche más corta del año también tienen su particular distinción. Esta festividad, que consiste en la quema de fallas con distintos rituales, fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2015. ¡Una gran forma de darle la bienvenida al verano!

La Piedra Seca

El arte de construir muros de piedra seca, tal y como se ha hecho durante siglos, en los pequeñas comarcas leridana es Patrimonio de la Humanidad. Se trata de muros y cabañas levantados por los habitantes de la zona con una arquitectura única y diferente dependiendo de cada pueblo y cultura.

Certificado Starligth

El cielo estrellado de Lleida es único. En concreto, las condiciones atmosféricas que se producen en la zona del Montsec ofrecen las condiciones perfectas para soñar que tocas el cielo. Allí, se encuentra una de las Reservas Starlight de la UNESCO, lo que garantiza un cielo excepcional para la observación astronómica.

Parque Nacional Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

Miles de hectáreas de lagunas, lagos, cascadas y bosques conforman este parque, el único Parque Nacional de Cataluña y uno de los más emblemáticos del país. El Aigüestortes es destino turístico y reserva Starlight debido a su naturaleza. Situado en el norte de Lleida, entre las comarcas del Pallars Sobirà y la Alta Ribagorça, es el gran pulmón de la provincia.

Geoparc Conca de Tremp-Montsec

Los secretos del planeta se encuentran en esta cuenca del Prepirineo leridano. Yacimientos, lagunas, y desfiladeros dan forma a  la Conca de Tremp-Montsec, un espacio que pertenece a la Red Mundial de Geoparques reconocidos por la UNESCO. Se trata de uno de los mejores lugares del mundo para observar, aprender y disfrutar de las Ciencias de la Tierra.

  • Descubre un poco más en este otro post: Geoparques.

Val d´Aran: destino Biosphere

El Val d’Aran es un destino de montaña con certificado. En concreto, este paraje ostenta la certificación Biosphere Destination del Instituto de Turismo Responsable de la UNESCO. Este título avala que es un destino sostenible que gestiona de manera responsable la actividad turística.

Descubre más aquí: www.aralleida.cat/Publicacions/patrimoni/