Val d’Aran, un destino de pueblos con encanto, interminables rutas y pistas de esquí

Val d'Aran

Val d´Aran, en el Pirineo de Lleida, el encanto de un paisaje con pueblos de postal, gastronomía exquisita, belleza asombrosa y aventura en la naturaleza, deslumbra a todo el que lo visita. Esta región rodeada de montañas lo tiene todo. Desde pedalear en BTT por sus bosques y cascadas, hasta perderse por sus callejuelas, iglesias y museos, o deslizarse por la nieve en las interminables pistas de Baqueira Beret. Visitar Val d’Aran es descubrir la magia.

Situado en el extremo noroeste de Cataluña , lindando con Aragón y Francia, el valle tiene una superficie de 620 kilómetros cuadrados, con una población de casi 8.000 habitantes y un total de nueve municipios. Está rodeado por montañas de más de 3.000 metros de altitud donde han nacido ya 10 crias de oso. Tiene 354 kilómetros de caminos forestales y está atravesado de lado a lado por el río Garona. Esconde un paisaje único de siete lagos, el Circ de Colomèrs .

Los mejores pueblos

Encaramado en lo alto de la Val d’Aran encontramos Bagergue, el pueblo más bonito de España como muchos han descrito. Lejos del bullicio de las ciudades, este enclave ofrece joyas arquitectónicas con montañas y prados, verdes o blancos según la temporada.

También se puede visitar la capital de la comarca, Vielha, una magnífica villa dividida por el río Nere en cuyo casco antiguo se mezclan grandes avenidas con calles estrechas y casas antiguas. Como si hubieran salido de un cuento de hadas también están los pueblos de Bossot y Bausen, ambos con un conjunto monumental y un entorno con aire de fábula, mientras que Les, la última ciudad antes de entrar en Francia, es famosa por sus aguas termales.

¿Qué hacer?

  • Caminar y pedalear. El Val d´Aran es el escenario perfecto para los amantes del deporte en la naturaleza. En sus colinas existe una gran cantidad de rutas para montañismo, con buenos albergues y refugios. También hay rutas en bicicleta y a caballo. Imprescindible: admira el imponente Salto del Pish , el más emblemático del valle formado por dos espectaculares cascadas, y déjate fascinar por Ulls deth Joèu -Ojos del Diablo o Júpiter- donde reaparecen las aguas del glaciar del Aneto tras recorrer más de 4 kilómetros bajo tierra.
  • Ponte los esquís. En la Val d’Aran, los deportes de invierno cuentan con una de las mejores estaciones de todo el país, Baquèira Beret, con unos cincuenta kilómetros de pistas. Rodeada de picos cercanos a los 3.000 metros y con un clima que garantiza nevadas durante toda la temporada, Baqueira nunca defrauda.
  • Recorre la ruta de los 7 lagos del Circ de Colomérs. Te proponemos hacer una parada en el camino para admirar este paisaje de ensueño de lagos glaciares. Hay diferentes rutas y senderos para conocerlos todos. Una de las rutas es circular, comenzando y terminando en el estanque de aguas cristalinas de Colomèrs.
  • Disfruta en la mesa . Los principales ingredientes de la cocina de Val d’Aran provienen de la huerta, la caza y la pesca. La olla aranesa es el plato más representativo, mientras que otros productos tradicionales son los quesos, el paté o la morcilla.

En familia

  • Un tren para todo el mundo. Viajar con la familia por el valle en un pequeño tren turístico es una magnífica actividad para disfrutar en verano. El horario del tren es de 9:00 a.m. a 6:00 p.m. de lunes a domingo con salida desde el Centro de Interpretación Artiga de Lin .
  • Aran Park. Una auténtica escuela de la naturaleza en medio de los Pirineos. La visita, que tiene una duración aproximada de dos horas, permite ver osos, linces, nutrias, lobos, marmotas, buitres o ciervos en semilibertad en su bello entorno natural. Encuentre los detalles: www.aran-park.es

Datos de interés

Oficina de Turismo de Val d´Aran
Sarriuléra, 10
25530 Vielha
Teléfono: 973 64 01 10
www.visitvaldaran.com